Hemos acordado, en negociación con el Poder Ejecutivo, una recomposición salarial que apunta a las categorías más bajas del escalafón de agentes del Poder Judicial, en un todo de acuerdo con una política de solidaridad. Ello significa un gran esfuerzo económico en las arcas de la provincia,  teniendo cuenta el contexto de crisis provocado por la pandemia.

Ningún empleado judicial percibirá menos de treinta mil pesos. Por otro lado las restantes categorías del escalafón, los magistrados y funcionarios tendrán un incremento en sus haberes del 14 %.

 Sin perjuicio de continuar con la mesa de diálogo con todos los operadores del Servicio de Justicia.

                                                                                                                                                                           

 

                                                                                                                                                                                          Rosanna Pía Venchiarutti Sartori
                                                                                                                                                                      Presidente del Superior Tribunal de Justicia.