Lo afirmó la Secretaria de Planificación del Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación en su reunión con el Sr. Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Froilán Zarza, la Sra. Ministra, Dra. María Laura Niveyro y el Sr. Secretario General de la Secretaría Administrativa, Dr. Cristian Marcelo Benítez, el día jueves 28 del corriente.

La Dra. Sandra Dosch, Secretaria de Planificación del Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación arribo a la provincia el pasado jueves 28 de julio, donde fue recibida por el Sr. Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Froilán Zarza, la Sra. Ministra, Dra. María Laura Niveyro y el Sr. Secretario General de la Secretaría Administrativa, Dr. Cristian Marcelo Benítez, a los fines de promover el Programa de Gestión de Calidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que tiene como objetivo acompañar a las organizaciones judiciales del país con la aplicación de las herramientas de calidad para desarrollar un nuevo modelo organizacional que posibilite:

· Estandarizar y optimizar los procesos para asegurar el uso eficaz de recursos y la satisfacción de las necesidades de la población

· Elaborar indicadores de la administración de justicia y generar estadísticas que permitan medir resultados y tomar decisiones de política judicial con sustento técnico

· Implantar mecanismos para mejorar el acceso y la trazabilidad de los tramites, a fin de brindar mayor seguridad jurídica a todos los usuarios

En su dialogo con el Sr. Presidente y la Sra. Ministra de este Superior Tribunal de Justicia, la funcionaria nacional expuso que la gestión de calidad aplicada es sinónimo de compromiso para lograr resultados relevantes para la ciudadanía y contribuir a la solución de problemas en forma rápida y confiable.

A su vez, dejo sentada las bases para la promoción del desarrollo y la difusión de los procesos y sistemas destinados al mejoramiento continuo de la calidad en la producción de bienes y servicios que se originan en el sector de la justicia, preservando el ambiente humano de trabajo y la optima utilización de los recursos; como asimismo, estimular y apoyar la modernización y competitividad de los organismos de justicia para asegurar la satisfacción de las necesidades y expectativas de quienes acceden a ella.