El Poder Judicial de la Provincia ha tomado una serie de medidas que contemplan la seguridad de las víctimas de violencia familiar a fin de salvaguardarlas, teniendo en cuenta el Decreto de Necesidad y Urgencia dictado por presidencia de la Nación y las medidas de emergencia tomadas por los Poderes Ejecutivos Nacional; Provincial y Municipales.

 

La protección de las víctimas de violencia familiar se ha transformado en una de las premisas a tener presente ante la Emergencia Sanitaria, de esta manera los Juzgados de Familia establecieron que, ante las medidas tomadas por el Superior Tribunal de Justicia determinando Feria Judicial Extraordinaria, se contemplarán todas las medidas necesarias para evitar la concurrencia a los estrados sin que esto implique desprotección.

 

La prórroga automática por el término de noventa (90) días, desde su fecha de vencimiento, se aplicará a todas las medidas cautelares y sus accesorias que hayan sido dictadas en causas de violencia intrafamiliar que vencieron a partir del 1º de marzo, o cuyo vencimiento opere dentro del plazo de aislamiento social preventivo y obligatorio.

 

Esta medida prevé, además, que si la víctima tuviere asignado un botón de pánico deberá de informarse con carácter de urgente al Juez de Feria y/o Secretario para su renovación. Como ya es habitual, dentro de las medidas que se han determinado, se insta al trabajo en conjunto con los demás Poderes del Estado en salvaguarda de las víctimas, tomando las herramientas para dar celeridad a los procesos; articulando los mecanismos que se encuentran a disposición como el Sistema de Gestión de Expedientes Digitales (SIGED ) y la predisposición de los Magistrados que se encuentran en contacto tanto con la policía de la provincia como los organismos de los efectivos comunales y provinciales que velan por la protección de los damnificados, especialmente en el caso de niños, niñas y adolescentes.